Talleres de verano una oportunidad de reintepretar el museo

Los talleres de verano son una de las actividades básicas que los educadores vienen realizando casi desde que se iniciaron las áreas educativas en los museos; si bien es cierto que el público infantil es uno de los más potenciados en los museos durante los ciclos escolares cuando acuden con sus escuelas. Para el Verano surgen actividades puntuales que se planean para que chicos y grandes vengan al museo y hagan alguna expresión plástica que refleje su experiencia.
A lo largo de los años han surgido talleres de cerámica, orfebrería, pintura, escultura que hacen énfasis en la reproducción de piezas emblemáticas del museo que son detonadores de talleres en donde los chicos conocen un poco sobre los contenidos del museo o de un tema concreto de la exposición y posteriormente hacer su taller, en donde utilizarán una serie de materiales diversos y atractivos que transformados detonan un trabajo singular.
El pasado Verano tuve la oportunidad de diseñar un Taller de Verano para el Museo Regional de Tlaxcala, en donde iniciamos un proceso diferente en el diseño de actividades que formaban parte de esta “tertulia con los objetos”, en donde además trabajamos con niños entre ocho y 15 años, lo que posibilitó el intercambio entre niños y jóvenes en un trabajo colaborativo al desarrollar algunas actividades en parejas o en equipos heterogéneos, lo que permitió detonar lo que Vigotsky llama Zonas de Desarrollo Próximo. Espacios en los que se da el intercambio de saberes entre personas de diferentes que intercambian experiencias en las que unos ayudan a otros a acceder a determinadas experiencias o saberes.
Las actividades a desarrollar durante el taller pretendían detonar en los participantes la participación conjunta al crear diferentes proyectos como : el diseñar una noticia del museo y de la Catedral de Tlaxcala que se encuentra junto al museo; hacer un cuadro cubista de las piezas arqueológicas de la colección en donde pudimos observar cómo se transformaba una vasija de Tlaloc o la Escultura de Chacmol en una imagen en diferentes perspectivas y representada con figuras geométricas y líneas; elaborar una receta de un cuadro en donde los elementos de la obra se convierten en ingredientes de la receta y la historia del cuadro se transforma en el modo de preparación; o elaborar un poema colectivo a Tlahuicole y hacerlo una hoja antigua que puede ser leída por otros.
Cada una de estas propuestas se desprenden de estrategias de visita al museo que he desarrollado a lo largo de varios años y que se encuentran también en este blog, cada una de ellas pretende ayudar a los visitantes, en este caso a los niños y jóvenes del taller a recorrer el museo, a acercarnos al patrimonio de una manera diferente, por ello también aplicamos el Menú para Visitar Museos que NodoCultura que se encuentra en http://menu.nodocultura.com/ que ha propuesto, que a partir de una selección de elementos o platillos nos acercamos a los objetos a partir de la Observación, los grafismos, la empatía, la motivación o la imaginación y pudimos activar la participación y la búsqueda de objetos, contenidos y detonar el diálogo con los niños y propiciar la apropiación del museo de una manera divertida y más libre.
Las propuestas del Menú para visitar museos fue la guía de nuestro recorrido por la exposición en sus diferentes temáticas, la arquitectura y los espacios a partir de la observación, la comparación de las obras cubistas elaboradas por Picasso y la comparación de estos parámetros en las piezas arqueológicas a partir de la comparación ; hacer una foto a partir de la curiosidad ; convertirse en actores a partir de escuchar y dialogar con otros; hacer una poesía a partir del pensamiento divergente, etc. Estas formas de acercamiento al museo tienen la intención de romper con la visita basada en contenidos solamente, aquí se integran también aspectos procedimentales (acciones y estrategias a desarrollar) así como los valores y actitudes que van integrando los chicos frente al museo, al patrimonio, a sus compañeros y frente a sus propias posibilidades creativas en el desarrollo de cada sesión; para ello se cimbran los modelos tradicionales para aprender, transformando sus prácticas y sus experiencias de aprendizaje en conjunto: niños, jóvenes, coordinadores.
Las estrategias de re interpretación del museo también ponderan los procesos frente a los resultados, aunque cada actividad culminó con la realización de un producto concreto; las opiniones, puntos de vista, reflexiones, el diálogo y los procesos creativos tomaron un papel central durante el desarrollo del taller, además de que dichos trabajos se integraron a la exposición permanente del museo, para que otros visitantes pudieran contactar con esta forma de experimentar el museo, junto al patrimonio puesto en las vitrinas y paredes, los padres de familia vieron los trabajos de sus hijos, sobrinos o hermanos y en los cedularios podían descargar la estrategia creativa a través de códigos QR.
Esta es solo una forma de experimentar el museo, te invitamos a que revises algunas de ellas y principalmente a que las experimentes en el museo. Reinterpreta el museo a partir de #unanoticia #uncuadrocubista #uncartel #unapoesia #serunactor #losgrafismos #unareceta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s