Hay que “mirar” de todas las formas.Museos y sociedad

Date un momento de “mirar” a esa persona través de una fotografía, de reflejarte en ella, reconocer su físico: sexo, edad, complexión, etc; interpreta sus emociones a través del lenguaje corporal ¿Qué te dice? ¿Qué dice el contexto en donde esta? ¿Qué tiene que ver contigo? ¿Qué no? Reconocerse en esa mirada, gesto, pose, nos coloca en el mundo de humanidad que compartimos, mas allá de los convencionalismos culturales y las diferencias ideológicas, generacionales o de genero. Hay una persona ahí, en una foto, un, retrato, una escultura, incluso esta ahí “oculta” en sus objetos, solo hay que mirarlos de todas las formas posibles, “tocar con la mirada” ya que no nos permiten hacerlo literalmente. 

Si bien, los sentidos son una parte fundamental de nuestro contacto con el mundo, a partir de ellos aprendemos, nos apropiamos de lo que nos rodea y vamos estableciendo puntos de contacto que van estructurando nuestras ideas y conceptos sobre él, incluso a partir de pautas de otros, sean nuestros padres, hermanos, maestros, etc. Es fundamental recobrar o refrescar ese espíritu explorador del mundo, en donde no se dan sentadas las cosas y la mirada del mundo es fresca y cuestionadora del sentido que tienen las cosas, la cultura, la educación, la sociedad.

La vista es uno de esos sentidos, tal vez el más evidente, porque es el que nos permite movernos por el espacio y explorar el mundo, sin embargo, cuando hemos tenido alguna experiencia empática, en donde nos vendan los ojos, nos damos cuenta como ponemos atención a esos otros sentidos que también nos ayudan a entender el mundo de otra manera, así los invidentes, débiles visuales “ven” el mundo, su entorno de otra forma, potencialidad sus otros sentidos para reconocer, contrastar, sentir y reflexionar sobre él.

Reconocemos al otro a partir de verlo, de vernos reflejados en ellos, en lo que nos gusta o no, cuando acudimos a una exposición, como el pasado domingo lo hice, es una muestra de arte contemporáneo a partir de la fotografía, llamo mi atención que las fotografías narraban historias que los artistas querían contar, y aunque parezca evidente, en la experiencia de visita no siempre es así. Sensibilicemonos ante la humanidad, ante lo que compartimos, ante las necesidades, intereses, gustos, formas de vida, etc; coloquemonos simbólicamente en ellos y miremos desde su perspectiva para intentar acercarnos y “mirar el mundo” desde ahí. Mirar desde oler, probar, escuchar, tocar el mundo y poder armar historias de vida, redes de confluencia y divergencia que permiten el dialogo y la comunicación, no solo o a partir de una exposición, al salir de casa, experimenta hoy “mirar de todas las formas posibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s