El museo visto desde abajo

Cuando visitamos un museo recorremos las salas de exhibición, tomamos una actitud observadora, seria y reflexiva ante los objetos, sin embargo en ocasiones nos gustaría tirarnos al suelo y desde ahí tomar otra perspectiva, sacar una foto o ver un detalle. Necesitamos trascender la visión de un museo serio, en silencio, en el que hay que estar callado y pensativo, no solo en los museos de ciencia podemos tener “acción”, tomemos tiempo para sentarnos un momento en el suelo con los amigos, familia, hijos o alumnos, en un sentido más horizontal que permite el dialogo y la interpretación desde posturas corporales diferentes que nos permiten ideas distintas. Que podamos tener este tipo de experiencias en el museo es fenomenal, ver un plafón desde el piso y no quedar con torticolis, incluso en espacios de lectura en donde hay cojines en donde podemos sentarnos o acostarnos junto con los chicos a leer un buen libro de la exposición sin apuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s